Optimizar el uso del tiempo (Cronos), o aprovechar el tiempo en cada momento (Kairos)

El tiempo es sin duda el recurso mejor distribuido que tenemos, todos tenemos 24 horas al día a nuestra disposición, ricos y pobres, jóvenes y viejos, y el como lo usemos, como lo invirtamos o lo malgastemos, determinará en gran parte nuestro futuro.

Como usar el tiempo, es también uno de nuestros grandes dolores, es mis sesiones de coach, donde precisamente estimulo el aprendizaje, que nos lleva a ser mas productivos, esto es a hacer las mismas cosas en menos tiempo, la queja mas fuerte es, "no tengo tiempo", y las metaforas que usamos son múltiples.

Una de mis favoritas es el leñador que no se detiene a afilar el hacha, por la gran cantidad de arboles que tiene que cortar. Otra bella metáfora, y por cierto muy útil, es la que popularizó Frank Covey, el autor de los siete hábitos de la gente altamente efectiva, donde nos invita a priorizar lo importante sobre lo urgente, y que relaté en un post anterior, mostrando con unas vasijas, que si las llenamos con las menudencias de la vida, no queda espacio para lo importante, en cambio, si las llenamos primero con lo importante, siempre nos quedará tiempo para las menudencias.

El enfoque de Covey, tiene un fuerte énfasis en planificar el tiempo, y sin duda, este enfoque es muy útil, y personalmente lo uso, personalmente y en asesorías cuando requerimos planificar el trabajo de un equipo, sin embargo, siendo tan obvio normalmente no basta

Una distinción que me ha ayudado, es considerar dos concepciones del tiempo que usamos, y que entiendo los griegos diferenciaban, uno es el uso de la palabra Chronos, o cronos, para simbolizar el paso del tiempo, y otro es la antigua palabra Kairos.

Cronos se refiere en esta interpretación al tiempo que puede ser medido y planificado, y Kairos, al sentido de la oportunidad, del uso del momento preciso, que no puede ser planificado, sino que se da por estar atento al momento preciso, el momento en que seguimos la intuición, donde no hay tiempo para la reflexión, no podemos hacer análisis de costos beneficios, donde incluso no hay posibilidad de equivocación, ya que nunca sabremos que habría pasado si no tomamos la decisión que tomamos. Es el momento de una frase oportuna, de una sonrisa, de un compro-vendo, momentos que cambian el curso de la vida.

La pregunta que me surge, es como podemos vivir mas en el Kairos, y menos en el Cronos, mas atento al momento que sujeto al plan que hemos diseñado, o dicho de otra forma, que me impide aprovechar, reconocer el Kairos en el momento que se presenta

Creo que una respuesta está dada por nuestra capacidad de engolizarnos con los pensamientos, con las respuestas que ya conocemos, en vez de estar atento, sientiendo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor.

En el libro "las cuatro caras de la mujer" de Caroline Ward, indica una cifra que me impacta, indica que de acuerdo a investigaciones tenemos del orden de sesenta mil pensamientos por día, y el 95% de ellos ¡son los que mismos que tuvimos ayer!

Y aquí tenemos dos claves importantes, una que apunta al Kairos, tener sesenta mil pensamientos al día, nos dificulta estar atento a lo que sentimos de nosotros y percibimos del exterior, base fundamental para estar en el Kairos, y el otro aspecto, de la eficiencia de nuestro pensamientos, medidos en forma de uso del tiempo en ellos, y claro 95% nos habla de como nos quedamos pegados en ciertas conversaciones, impidiendo salir adelante.

Con justa razón, el libro termina con una recomendación que le hace su maestra Dadi Janki a Carolina. "tu problema es que piensas demasiado". El pensar demasiado, nos impide escuchar, impide el surgimiento del Kairos.

La buena noticia es que es una habilidad que se puede desarrollar, requiere tiempo, pero es posible

|

Comentarios

que bello escrito Raúl y que inmenso sentido, disfrutar del silencio, aquietar los pensamientos... gracias, Iris
Responder
Como bien dices, no se puede planificar el Kairos, pues entonces no sería Kairós. Recordemos que hablamos de una oportunidad, algo que se presenta de pronto, un muchacho que corre y que hay que tomar de la coleta. Vivir el presente. Vivir consciente. Carpe Diem
Responder
Hoy lo descubrí Sr Herrera, no tenía idea que tanto conocimiento se encuentre disponible tan fácil y gratis más encima, muchas Gracias. Harry
Responder
Raúl, escribo sólo para felicitarte y agradecerte. Debo ser uno de tus cientos de lectores que pasan por tus escritos y el cronos no le permite detenerse a dejar un saludo. Sòlo quería compartirlo contigo desde el lenguaje y señalarte que tus textos y enfoques me han sido de gran utilidad sincrónica en algunos momentos en que necesito que fluya el kairós. Un abrazo desde La Serena. Mauricio
Responder
[...] Hay que leerlo.   [...]
Responder
Es un concepto muy clarificador. Al mismo tiempo lo encuentro relacionado en cierta medida con el budismo, por esa pretensión de limpiar la mente de pensamientos parásitos para centrarla en una sola cosa.
Responder
[...] Navegando por aquella parte de la blogosfera dedicada a la productividad y a la creatividad (una de mis ?ltimos intereses) me encuentro con un art?culo de Ra?l Herrera en el que se expone una idea muy interesante. A saber, que hay dos tipos de tiempo: Cronos se refiere en esta interpretaci?n al tiempo que puede ser medido y planificado, y Kairos, al sentido de la oportunidad, del uso del momento preciso, que no puede ser planificado, sino que se da por estar atento al momento preciso, el momento en que seguimos la intuici?n, donde no hay tiempo para la reflexi?n, no podemos hacer an?lisis de costos beneficios, donde incluso no hay posibilidad de equivocaci?n, ya que nunca sabremos que habr?a pasado si no tomamos la decisi?n que tomamos. Es el momento de una frase oportuna, de una sonrisa, de un compro-vendo, momentos que cambian el curso de la vida. [...]
Responder
...Y, sin embargo, crhonos no está completamente divorciado de kairos. Un buen chronos debiera dejar espacios para que surja el kairos. Un chronos asfixiante no dejará espacios para que germine ni una sola semilla del kairos. Un chronos desordenado hará que no disfrutemos de los momentos en donde el kairos florece. Un chronos bien concebido reserva espacios en las agendas para que el kairos se asome, al principio tímidamente, y luego se acostumbre a quedarse con nosotros. Como diría Nicanor Parra, "el chronos y el kairos unidos, jamás serán vencidos".
Responder
Que intersante es conocer sus pensamientos y que generoso es en compartirlo con los que lo leen. Sólo ayer lo descubrí,es decir tuve un momento de Kairos en mi Cronos relativamente planificado. Saludos desde Antofagasta Sr Herrera y gracias nuevamente por su espacio.
Responder
pareciera, cad vez que te leo, que me dices algo, clarito y directo, algo que me hace mirarme y pensar... te agradezco!! un abrazo!!
Responder
y el tiempo se expande cuando aquietamos nuestro ser, cuando nuestra mente descansa, cuando cedemos a la seducción del silencio, el tiempo se expande y cruza extraños umbrales que nos desorientan y nos contactan con lo infinito de nuestro ser. cariños
Responder

Estimado amigo

Dando una vuelta por la 'red', investigando sobre la 'gestión de tiempo', llegué al término kairos; y a partir de ahí, a su artículo sobre cronos y kairos

Si me permite el atrevimiento, tengo la intuición que una posible distinción entre cronos y kairos podría ser esta: el 'cronos' se puede gestionar; pero el 'kairos' hay que gestarlo

Un cordial saludo

Javy

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar