No castigar los errores, las equivocaciones, son parte del proceso de aprendizaje

habitos.jpegEn las sesiones de coaching que acostumbro mantener, es muy frecuente la molestía, a veces con desesperación, de vernos cometiendo los mismos errores que no nos gustan de nosotros mismos. 

Implicito está la idea, el modelo mental, que basta con el conocimiento intelectual de una situación para poder actuar sobre ella, sin embargo nuestra experiencia nos muestra lo contrario, la mayor parte de nuestra conducta no deriva de un entendimiento racional, sino de las prácticas que hemos acumulado, nuestros automatismos. 

Un ejemplo muy común, es cuando decidimos dejar de comer pan, vamos a un restaurant, nos decimos que no comeremos

(Leer más)

Comentarios recientes

Cerrar